El “Bar de la Plaça”

 

Corría el año 1920 y en la esquina de la plaza de Sarriá junto al paseo de la Bonanova, nacía el “Bar de la Plaça” con Pere Uñó y Mercè Estany al frente del negocio, nuestros abuelos.

Por su singularidad y ubicación en el corazón de Sarriá, el bar fue durante muchos años un auténtico referente. Artistas e intelectuales de la época regentaron sus mesas y se convirtió en un lugar familiar y emblemático en el barrio.

El bar cerró sus puertas en 1998 y su local modernista fué destruido.
Tal y como escribió Josep María Espinàs en un artículo en su momento, “una plaza sin bar, es menos plaza”.

 

Entre las mesas, la figura inolvidable del “Senyor Pere”, dueño y fundador del “Bar de la Plaça”.

 

Guillem Latorre inmortalizó con esta ilustración el histórico “Bar de la Plaça”, antes de su desaparición (1998).